lenguaje corporal

¿Sabías que aproximadamente el 93% de la comunicación es no verbal?

El lenguaje corporal es una forma de comunicación que utiliza los gestos, posturas y movimientos del cuerpo y rostro para transmitir información sobre las emociones y pensamientos del emisor.

Algunos trucos, como recordar sonreír, son fáciles de implementar en tu vida diaria. Sin embargo, otras técnicas, aunque relativamente de sentido común, son un tanto más difíciles de perfeccionar. Aún así, pueden hacer una gran diferencia.

Aquí hay ocho trucos de lenguaje corporal que pueden ser difíciles de dominar pero a la larga vale la pena hacerlo:

  1. Imita a la persona con la que estás hablando. Alinear el cuerpo para que coincida con la posición de la persona con la que se está hablando, puede ser una habilidad difícil de dominar. Pero hacerlo muestra admiración y acuerdo. Puede ser difícil hacerlo sutilmente, sin parecer que estás imitando o burlándote de alguien, pero es un buen truco para emplear si tratas de causar una buena impresión.
  2. Camina con propósito y energía. Camina con confianza. Puedes ayudar a garantizar que las personas no emitan juicios precipitados sobre tu confianza, atractivo y confiabilidad.
  3. Ten un buen contacto visual. Puede ser difícil dominar la habilidad de mantener el contacto visual, ya que es algo incómodo y antinatural para algunas personas. Una vez que domines este truco, verás una mejora en tus comunicación con los demás.
  4. Mantén tus manos visibles. Es difícil saber qué hacer con las manos, especialmente si eres una persona nerviosa. Es importante mantener las manos visibles, para que no parezca que está ocultando algo. Invita a la gente y permiteles que confíen en ti mediante el uso de un lenguaje corporal más abierto. Evita posiciones que te hagan parecer defensivo.
  5. No te inquietes, pero no estés demasiado rígido. Algunas personas son un poco inquietas, algunas personas son, por naturaleza, muy quietas. El problema es que otros pueden confundirlo con deshonestidad o miedo. Si se logra un equilibrio entre el movimiento y la rigidez, podrás causar una mejor impresión con los demás.
  6. Siéntate derecho. Si estás con mala postura mientras estás sentado, los demás lo interpretan como una señal de desinterés o de que no se toma en serio la conversación. Sentarse derecho es visto como un signo de inteligencia, confianza y credibilidad.
  7. Trabaja en tu apretón de manos. Un apretón de manos débil es igual a una persona débil. Da un apretón de manos firme.
  8. Ve más despacio. Cuando estás nervioso, puede ser fácil acelerarlo todo, incluidos movimientos y velocidad al hablar. Así que respira profundo, reduce la velocidad y se más deliberado con tus movimientos. Te verás mucho más seguro y competente.

Así que ya lo sabes, el lenguaje corporal es clave para transmitir un mensaje claro y efectivo.

¿Quieres saber más sobre este tema y otros más? ¡Ponte en contacto con nosotros!

(Fuente de información: businessinsider.comhabilidadsocial.com)