Hace muchos años, cuando surgió el correo electrónico recuerdo como fue la “evangelización” para que todo mundo comenzará a utilizarlo, pasaron muchos años para que este medio de comunicación penetrará en el mercado empresarial y en los hogares, al tiempo que esto sucedió, después vino otra problemática, que en muchos casos aun continua, y es, como usar de forma eficiente la tecnología de comunicaciones a través del correo electrónico, a la fecha seguimos viendo como muchos usuarios siguen utilizando de forma no tan eficiente esta plataforma tecnológica. Por ejemplo, usuarios que mantienen en su bandeja de entrada cientos o miles de correos, aun y cuando me digan que los tienen organizados en carpetas, esa no es la forma eficiente de usar este medio de comunicación. La bandeja de entrada en tu sistema de correo sirve como el buzón de correo de tu hogar, solamente como un recipiente transitorio donde se recibe la correspondencia pero inmediatamente se quita de ahí y se procesa; en los medios electrónicos es lo mismo, pero como ahí no vemos que se acumule “basura” pues simplemente lo dejamos en la bandeja sin ver las afectaciones que esto tiene en cuanto a productividad y manejo de la información. Para resolver esto hay varias metodologías y procedimientos que puedes llevar a cabo, conozco a uno de los mejores consultores para que te ayuden a lograrlo.

Pero pasemos al tema del titulo de este articulo, y es la productividad en las redes sociales, decidí escribir hoy respecto a este fenómeno, porque es similar pero con 10,000 veces más velocidad de adopción que el correo electrónico, es decir, el fenómeno de usar de forma productiva las redes sociales se esta repitiendo como lo es el correo electrónico, hoy puedes observar como personas pasan “todo el día” y a veces la noche utilizando las redes sociales, y no precisamente son aquellos que viven de la mercadotecnia o generando oportunidades de negocio a través de estos medios, sino personas que simplemente utilizan las redes sociales como “el chismografo (hoy llamado comúnmente Facebook)” para estar comunicándose y no que este mal, pero se han preguntado cuanto tiempo del día invierten o debo decir, gastan, en las redes sociales? tiempo en muchas ocasiones de su trabajo, por el cual no les pagan y los empresarios no tienen retorno de inversión? son muchas horas, basta analizar las estadísticas de los medios sociales sin mucho detalle para darse cuenta del tiempo y uso que le dan las personas a este fenómeno social. Y es que el ser humano como lo he dicho en otras ocasiones tiene la amplia necesidad de comunicarse y socializar, y para ello estas herramientas funcionan muy bien; sin embargo hay otro tipo de personas que además de socializar en las redes por internet, aprovechan ese tiempo y ganan dinero, producen, hacen algún bien, promueven cosas positivas, etc. Porque no ser uno de ellos?; al final estamos hablando de ser productivos en nuestros quehaceres, cualesquiera que sean.

El reto ahora, es y será por mucho tiempo, es “evangelizar” a las personas en el uso de la tecnología. Y aclaro que no hablo necesariamente del usuario de hogar, el ama de casa, el joven que esta empezando, el niño que esta involucrándose con la tecnología, me refiero a los profesionales que trabajan con la tecnología y que pueden sacarle mayor provecho. Ahí esta el reto. Si te dedicas a cuestiones donde esta involucrada la tecnología de información maximiza su uso, aprovecha el para que fueron creadas, las funcionalidades que tienen, el como esta tecnología realmente puede ayudarte a tener una mejor calidad de vida, siempre lo comento, si la tecnología no ayuda a mejorar tu vida entonces no sirve, y te digo algo, la tecnología esta pensada para este fin no para esclavizarnos a ella. Así que aprovéchala.  🙂

En los consumidores finales también existe la oportunidad, aunque aquí siempre será un motivador de entretenimiento, distracción o simplemente socialización el que impulse a un cambio y uso correcto de la tecnología.

Pronto veremos muchas empresas dedicadas a capacitar a otras empresas en el uso correcto de redes sociales, con la finalidad de mejorar los índices de productividad  y reducir las 4-5 horas al día (en una jornada de 8hrs de trabajo) que pasan los profesionales en actividades que no generan nada a sus organizaciones. Ups!

Seguimos en contacto.

UAN