Vivimos en un mundo hiperconectado en el que cada interacción digital genera una cantidad enorme de datos. Con la aparición de la Internet de las cosas (IoT), incluso los objetos inanimados, como los autos, refrigeradores y la ropa, se generan datos adicionales millones de veces al día.

Todos estos datos se pueden usar para incrementar las ventas, tener estrategias de marketing más efectivas y brindar un servicio inmediato y personalizado a los clientes, las opciones para sacar ventaja de estos datos son varias. Pero ¿cómo podemos convertir estos miles de millones de datos en un flujo continuo de información comprensible para la gente común y satisfacer esas expectativas? La respuesta es la inteligencia artificial.

Inteligencia artificial (IA) es el concepto para máquinas que “piensan como seres humanos”; es decir, que realizan tareas como: razonar, planificar, aprender y entender el lenguaje. El cerebro de la inteligencia artificial utiliza una tecnología llamada aprendizaje automático, que está diseñada para hacer nuestro trabajo más fácil y más productivo. No se espera que las máquinas igualen la inteligencia humana en un futuro cercano, sin embargo, el uso de la IA tiene muchas implicaciones en la vida como la conocemos hoy. Simplemente basta pensar con la frecuencia con la que utilizamos herramientas en nuestros smartphones o computadoras como Siri o Cortana.

¿Cómo la IA afecta a los negocios? Sencillo, los consumidores de hoy en día usan aplicaciones y compran por internet todo el tiempo, ellos esperan la misma atención personalizada cuando visitan una tienda físicamente. Los clientes saben que los negocios tienen sus datos y saben todo lo que se puede hacer con eso. Esperan que esos datos sean usados para ofrecerles una atención rápida, inteligente y personalizada en cada una de las interacciones.

Según un estudio hecho por Accenture Research, las compañías que incorporen la IA a su modelo de negocio podrán ver incrementados sus beneficios en un 38% para el 2035. En sectores como retail y distribución, la IA permite a los profesionales ser más productivos, y por tanto contribuye al incremento de los beneficios de hasta en un 60%. Por otro lado, en los sectores como la fabricación industrial, la maquinaria impulsada por la IA permitirá eliminar tanto los dispositivos defectuosos como el equipamiento inactivo. Esto contribuirá a incrementar las tasas de retorno, de manera que los beneficios aumenten en un 39%

Es importante que las organizaciones inicien su transformación hacia esta tecnología para que llegado el momento estén preparados y sus ingresos no se vean afectados.

https://www.salesforce.com/mx/products/einstein/ai-deep-dive/

http://www.puromarketing.com/12/28951/integrar-inteligencia-artificial-modelo-negocio-incrementara-beneficios-hasta-para.html