Cuando una persona es parte de un equipo gana un sentido de pertenencia, propósito y hasta una fuente de amistad. Las personas encuentran que pueden compartir experiencias y valores con un grupo de personas que piensan de manera parecida.

Ser un miembro de equipo y/o contribuyente valorado en una empresa de consultoría puede ser difícil, esto se debe a que las personalidades y las prioridades individuales de los integrantes del equipo pueden crear tensiones. Encontrar un lugar en donde la voz individual y las perspectivas son escuchados y considerados, para después ser incorporados puede ser difícil, pero no imposible.

Las empresas de consultoría que se esfuerzan por crear una cultura basada en el equipo deben considerar los siguientes principios para fomentar con éxito un entorno de este tipo cultura laboral:

1.      Todos los miembros del equipo tienen un rol clave para lograr los objetivos establecidos.

2.      Entrenamiento y asesorías con mentores a los miembros del equipo para el aprendizaje continuo

3.      Crear oportunidades de crecimiento personal y profesional para el equipo.

4.      Promover la colaboración, apoyo mutuo y las mentorías.

Una cultura basada en el equipo ayuda tanto a los individuos como a la organización en general para alcanzar los objetivos una y otra vez.

http://www.consultingmag.com/sites/cmag/2017/06/05/champion-level-consulting-requires-teamwork/

UAN