juntas de trabajo

Las reuniones en el trabajo son algo necesario en el mundo corporativo y aunque muchas veces son rápidas y fáciles de llevar, otras pueden parecer tediosas e innecesarias. Es fácil dejarse llevar por la situación y sentir que no tienes el control pero son estos consejos verás que no todo es tan malo.

Esto es lo que pueden hacer tanto los gerentes como los empleados para hacer que una reunión sea más fácil y llevadera para todos.

  1. Evita interrupciones al dirigirte a todo el grupo. Esta estrategia permite a todos los miembros aumentar su conocimiento de los desafíos que enfrenta el grupo, un primer paso importante para abordar los problemas que se presentan.
  2. Tratar de incluir demasiado material en una reunión es una forma segura de pasarse del tiempo establecido para esta. En lugar de tratar muchos puntos planea hablar solo la mitad del tiempo asignado, determina qué elementos realmente se necesitan discutir en grupo, y qué elementos podrían esperar hasta la próxima vez o resolverse por correo electrónico.
  3. Después de una discusión, los gerentes deben tomarse el tiempo para analizar el punto de vista las dos partes y qué podría funcionar para cada persona en el futuro. No tengas miedo de hablar cuando sientas que las cosas se están saliendo de control; solo asegúrate de estar sereno y moderar la situación que se está desarrollando.

¿Quieres mejorar los procesos en tu empresa para ser más productivo? En M’Ready tenemos las mejores soluciones para tus necesidades, ¡contactanos!

(Fuente de información: thriveglobal.com)