explicar ideas complejas

Muchas veces nos encontramos en situaciones en donde es necesario explicar una idea a personas que no tienen la misma información que nosotros y es necesario que entiendan el mensaje que queremos transmitir. ¿Cuántas veces has tratado de explicarle a un adulto mayor algo sobre tecnología y no lo han entendido? ¿Cómo hacer que un área completamente distinta a la tuya entienda tu trabajo? Tienes que aprender a explicar una idea, por más compleja que parezca, al reunirte con alguien de un campo completamente diferente o presentar una idea a un cliente.

¿Cómo lograrlo? A continuación podrás encontrar algunos aspectos que te ayudarán.

  1. Conoce a tu audiencia. Conoce quiénes son, qué los motiva, qué tipo de vocabulario utilizan normalmente. Al comprender con quién se está hablando la persona (o personas), puede usar su conocimiento o experiencia común para decidir cómo explicar mejor su idea. Lo anterior nos es útil si podemos prepararnos para una junta pero si esto no es posible siempre podemos iniciar haciendo la pregunta “¿qué tanto saben sobre “x tema”? y a partir de ahí empezar a explicar.
  2. Escoge un concepto clave. Elige esa idea principal que debes de explicar y asegurate de que la audiencia la entienda a la perfección. Para poder llegar a esta idea hazte las siguientes preguntas:
    • Si mi audiencia solo fuera a recordar una sola cosa, ¿qué sería?
    • ¿Por qué les debería de importar esa idea?
  3. Da un contexto y usa ejemplos. La forma en que enmarcas tu información importa: el idioma, los términos y los ejemplos que elijas usar tendrán un gran impacto en lo que tu audiencia recuerda y comprende, entonces, pinta una imagen verbal del concepto que quieres dar a entender. Al compartir esa información, lograrás que el problema sea tangible y la solución atractiva para la audiencia.
  4. Cuida tus palabras. Utilizar palabras largas y técnicas puede sorprender a algunos pero rara vez ayudan  a entender lo que se dice. Opta por usar un lenguaje simple y cotidiano, evita cualquier acrónimo, jerga o frases muy especializadas. Y si no es posible evitar algun término muy complejo asegúrate de definirlo para que les quede claro a todos.

Explicar ideas complejas puede ser difícil, especialmente si estás con alguien que no tiene ningún contexto sobre tu trabajo. Pero mientras te concentres en la información más importante, uses las palabras adecuadas para tener una conversación más cotidiana y des contexto, estarás en camino de poner a los demás en la misma página en la que tú estás, y convencerlos de que apoyen tus ideas.

¿Tu qué técnicas utilizas para explicar una idea compleja? ¡Nos gustaría saber tu opinión!

(Fuente de información: fastcompany.com)